Huawei desmonta cinco conceptos erróneos para el desarrollo verde de las TIC

Se deben superar al menos, cinco conceptos erróneos para acelerar el desarrollo ecológico de la industria de las TIC que además ayudarán, por ejemplo, a reducir las emisiones de carbono, aumentar las energías verdes y al ahorro de energía, entre otros. La recomendación la dio el Director de Marketing de Huawei Carrier, Philip Song, en el Foro Day0 “Lighting up the Future”, organizado recientemente en Barcelona.

En Bolivia, este debate aún no se ha instalado en los medios de comunicación, en la opinión pública o en círculos de analistas y expertos, pero Huawei recomienda que pueda ser tomado en cuenta, toda vez que el calentamiento global y el cuidado del medioambiente implica reflexionar sobre la economía verde, la economía digital y el desarrollo de las TIC en el país.

Como conclusiones, Song apuntó lo siguiente: “En primer lugar, debemos desarrollar con fuerza la industria de las TIC para permitir el desarrollo ecológico de otras industrias. En segundo lugar, debemos prestar más atención a las emisiones de carbono de la infraestructura de las TIC durante su uso y no sólo durante su fabricación. En tercer lugar, la solución sistemática de ´Sitio Verde´, ´Red Verde´ y ´Operación Verde´ ayudará a los operadores a mejorar continuamente la capacidad de la red. Cuarto, hay que definir un sistema unificado de indicadores de eficiencia energética para identificar los principales problemas de consumo de energía. Quinto, los vatios se deciden por la experiencia del usuario», concluyó Song.

Estos son los cinco conceptos erróneos que se deben desmontar para el desarrollo verde de las TIC:

TIC y el aumento de emisiones de carbono

El primer concepto erróneo es que la industria de las TIC contribuye a aumentar las emisiones de carbono. Según el informe SMARTer2030 de la GeSI, se espera que la industria de las TIC sólo represente el 1,97% de las emisiones mundiales de carbono en 2030. Pero también se espera que otras industrias reduzcan sus propias emisiones de carbono en un 20%, mediante la aplicación las tecnologías de las TIC. Este ahorro secundario se denomina huella de carbono.

El tamaño de esta huella de carbono ha hecho que la infraestructura de las TIC sea cada vez más importante en muchas estrategias nacionales. Huawei predice que 1 YB de datos mundiales se almacenará en la nube para 2030. Esto significa que pueden ahorrarse 150 millones de toneladas de emisiones de carbono al año, si la infraestructura actual se equipa con tecnologías de transmisión más ecológicas y totalmente ópticas.

Este ahorro equivaldría a la plantación de 200 millones de árboles, una cantidad que cubriría la totalidad de los bosques de Europa.

Fabricación de equipos y emisiones

Se presta demasiada atención a las emisiones de la cadena de suministro, que se consideran la principal causa de las emisiones de carbono de los equipos de red. Ese es el segundo error. Tal como ha descrito Philip Song en su presentación, si se observa el ciclo de vida completo de los equipos de red, sólo el 2% de sus emisiones de carbono se generan durante la fabricación, mientras que el 80-95% se generan durante el uso.

Por ello, la clave para reducir las emisiones de carbono de la industria de las TIC es la adopción de tecnologías innovadoras para mejorar la eficiencia energética.

Desarrollo ecológico y las TIC

El tercer error es que el desarrollo ecológico sólo tiene que ver con la energía verde. Si bien el desarrollo de la energía solar y eólica es importante para el desarrollo ecológico de la industria TIC, se pueden conseguir enormes beneficios mejorando sistemáticamente la eficiencia energética de las redes de telecomunicaciones.

Con este fin, Huawei ha presentado una solución ecológica de tres capas para mejorar sistemáticamente la eficiencia energética de las redes a través de «Green Site, Green Network y Green Operation», ayudando a los operadores a conseguir «más bits, menos vatios».

Eficiencia energética de la red

El cuarto error es referido a que la eficiencia energética de la red es igual a la suma de las eficiencias energéticas de sus equipos de telecomunicaciones. La evaluación de la eficiencia energética de una sola caja de equipo no es suficiente para llevar a cabo una planificación y tomar decisiones de construcción completas y basadas en escenarios.

Huawei ha recomendado establecer un sistema de indicadores unificado y estandarizado (NCI) para evaluar y formular con precisión políticas de ahorro de energía para redes completas, mediante la medición de los indicadores de eficiencia energética de las principales comunicaciones

Ahorro de energía

Finalmente, el quinto error apunta a que el ahorro de energía no debería afectar a ningún indicador de rendimiento de la red. Lo cierto es que existe un compromiso entre las funciones de ahorro de energía y algunos indicadores de la red.

Sin embargo, las funciones de ahorro de energía pueden adoptarse en función de las tarifas máximas y de algunos otros indicadores, pero sin afectar a la experiencia real del usuario. En Alemania se ha desplegado una solución de apagado inteligente en los centros comerciales a medianoche. Aunque reduce ligeramente las tarifas máximas, disminuye el consumo de energía del centro en un 10%, sin por ello afectar a la experiencia del usuario.

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *