Tres consejos para proteger tu piel del envejecimiento provocado por las pantallas

La piel, sin duda, es el gran soporte que tenemos frente al sol. Pero también es el principal mensajero de la edad. Es considerado el órgano más grande del cuerpo y, aunque estemos en casa encerrados frente a diversas pantallas, la piel puede resecarse y provocar, incluso manchas que estética y biológicamente pueden ser dañinas. 

Patricia Santelices, médica dermatóloga especialista en cuidados de la piel, asegura que la exposición de este órgano a diferentes emisores de calor puede provocar diversos envejecimientos por ejemplo el ocasionado por el sol (fotoenvejecimiento), el asociado a la edad (cronoenvejecimiento), pero también a las fuentes de luz emitidas por un celular, la computadora o la tablet (envejecimiento digital).

La experta aseguro que, con la cuarentena obligatoria la mayor parte de las familias en Bolivia aumentaron el tiempo frente a múltiples pantallas ya sea por trabajo, estudio o simplemente ocio. Y aunque esta exposición a las fuentes de luz azul no es tan dañina como al sol, por ser menos energéticas, producen un envejecimiento prematuro.

“La luz azul de los dispositivos puede aumentar la sequedad de la piel, altera la síntesis de algunas proteínas destruyendo con mayor rapidez el colágeno, disminuye las células que se encargan de la regulación del sistema inmunológico de la piel e incrementan la melanina cutánea particularmente en las personas con un fototipo de piel alto”, aseveró.

Los niños, sin duda también, pueden padecer al igual que un adulto de alteraciones por la exposición continua frente a una pantalla y no solo en la piel sino también en la vista e incluso en la alteración del sueño.  “Un niño en etapa escolar no debiera estar expuesto a fuentes de luz azul por más de 1 hora diaria, y mantener periodos de descanso lumínico cada 20 minutos, para de esta manera reducir riesgos”, asevera. 

Y para evitar el envejecimiento digital, Santelices brinda tres consejos importantes:

  1. Realice pausas intermitentes cada 30 minutos en pantallas. Esto quiere decir, descanse y no abuse del tiempo frente al teléfono. Si está mirando una película, haga una pausa de 5 minutos después de 30 minutos del film. Esto, no solo por los efectos en la piel sino también sobre sus ojos y sobre el sistema nervioso.
  1. Mantenga los niveles de brillo adecuado al ambiente y a la tolerancia. No abuse de la luz en los equipos. Redúzcalos acorde al ambiente donde mira y a la tolerancia de su vista. Evite acercarse mucho y si tiene síntomas de sequedad en los ojos acuda a su oculista para ver si necesita lágrimas artificiales.
  1. Use protectores solares e hidratantes para la piel. Busque un protector solar que, además de tener ingredientes que bloquean, dispersan y absorben la radiación ultravioleta (UV), también defiendan su piel de la Luz visible de alta energía (HEV) como es el caso de la luz emitida por computadoras, celulares, lámparas y otros. Eucerin Sun, por ejemplo, tiene un producto que incluye el HEV además de incluir presentaciones para piel manchada, piel grasosa, antiedad, para niños entre otros. 

Para ver detalles y conocer más a INTI puede visitar:


Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *