¿Qué son los bonos verdes y para qué se utilizan?

Los bonos verdes se destinan a la financiación o refinanciación de proyectos verdes, es decir, a la inversión en activos sostenibles y socialmente responsables en áreas tan diversas como las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o la gestión responsable de los residuos. Iberdrola se ha consolidado como el mayor grupo emisor de bonos verdes del mundo; y a principios de 2021 realizó la emisión del mayor bono verde híbrido de la historia, por valor de 2.000 millones de euros. Un 90 % del plan de inversión 2020-2025 de Iberdrola —dotado con 75.000 millones de euros hasta 2025 y 150.000 millones hasta 2030— está alineado con la taxonomía de la Unión Europea para la mitigación del cambio climático.

Principales usos de los fondos de un bono verde.¿QUÉ SON LOS BONOS VERDES?

Los bonos verdes son un tipo de deuda emitida por instituciones públicas o privadas para financiarse y, a diferencia de otros instrumentos de crédito, comprometen el uso de los fondos obtenidos con un proyecto medioambiental o relacionado con el cambio climático.

El 5 de julio de 2007, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) lanzó por primera vez una emisión muy especial: los bonos verdes. ¿Pero qué son esos bonos verdes y por qué resultan tan relevantes? Su principal peculiaridad reside en su objetivo: deben destinarse a la financiación de proyectos que contribuyan a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

PRINCIPALES USOS DE LOS BONOS VERDES

Los bonos verdes se usan íntegramente en proyectos verdes que impactan de manera positiva en el medio ambiente. Entre ellos:

  • Instalaciones renovables
  • Eficiencia energética
  • Transporte limpio
  • Gestión de residuos

PRINCIPIOS DE LOS BONOS VERDES

Iberdrola tiene un marco propio para la emisión de bonos verdes inspirado en los criterios establecidos por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (ICMA): los Principios de los Bonos Verdes son:

  • El uso de los fondos será para proyectos verdes con un impacto beneficioso para el medio ambiente.
  • El emisor de un bono verde debe comunicar a los inversores los objetivos de sostenibilidad ambiental de forma transparente y permitir la evaluación y revisión externa.
  • La gestión de los fondos estará controlada por el emisor de manera apropiada y transparente, y este permitirá la revisión complementaria por parte de un auditor.
  • El emisor de ese tipo de bono actualizará periódicamente la información sobre el uso de los fondos y los beneficios medioambientales obtenidos.
  • En la última actualización del marco para financiación verde, Iberdrola ha incorporado también su alineamiento con los principios sobre la taxonomía de la Unión Europea para fomentar la inversión privada en crecimiento sostenible y contribuir a una economía climáticamente neutra, así como los estándares para la emisión de green bonds de la UE.

Fuente:iberdrola.

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *