Siete pasos para preparar un vehículo antes de emprender un viaje en carretera

Hay una serie de revisiones que se deben hacer a un vehículo antes de realizar recorridos largos. José Ángel Rodríguez, Gerente Nacional de Post Venta de Imcruz, comparte siete pasos para asegurar un viaje sin complicaciones mecánicas.  

Revisión de aceite: primero, el control del, odómetro, permitirá saber si se ha sobrepasado la distancia máxima recomendaba para el uso del aceite del motor, que es 5.000 km. “Si superamos este indicador, debemos cambiar el líquido”, indica Rodríguez. “También debemos asegurarnos que el aceite esté a nivel, que no huela a quemado y que su color sea amarillo oscuro, nunca negro”, agrega.

Neumáticos en buen estado: los canales de las llantas no deben llegar a las líneas de desgaste, ya que éstos aseguran el agarre en pavimento mojado. El experto recomienda que las ruedas no tengan cortes laterales o chinchones y que estén correctamente infladas y alineadas. “Se debe verificar que el vehículo avance en línea recta sin tener que corregir con el volante. Igualmente, si al manejar a más de 60 km/h, sentimos vibraciones, podemos estar ante un neumático mal balanceado”, apunta el experto.

Acerca de frenos: es necesario comprobar que el vehículo frene en seco, sin vibraciones ni golpes. Además, las pastillas deben estar por encima de los límites de desgaste, que es cuatro milímetros de espesor. En cuanto al freno de mano, debe llegar a su tope entre el quinto y el sexto diente. El líquido de freno también debe estar en un nivel adecuado.

Luces: un cuarto paso es verificar que todas las luces funcionen y que los faroles delanteros se encuentren alineados. “La iluminación, además de ayudar a ver el camino, permite que otros nos vean en condiciones de lluvia, niebla o polvo”, sostiene Rodríguez.

Nivel del líquido refrigerante: “El líquido refrigerante y de la dirección hidráulica y los niveles de caja y corona son otros elementos que también hay que tener bajo control”, añade el experto, quien sugiere colocar agua con unas gotas de detergente líquido en el depósito de los limpiaparabrisas, para obtener mejores resultados.

Cinturones de seguridad: los arneses deben brindar comodidad y permitir visualizar los retrovisores. La bocina también debe estar operativa.

Auxilio: siempre se debe tener la llanta de repuesto y herramientas para su instalación. El extinguidor y un botiquín médico también deben acompañar cada viaje, ante cualquier necesidad básica o emergencia que surja en el camino; por ejemplo, los triángulos ayudan a visibilizar el motorizado detenido en medio de la carretera cuando hay que arreglar un neumático pinchado. El chaleco reflectivo es vital para las personas que requieran realizar actividades sobre la ruta.

José Ángel Rodríguez indica que Imcruz posee la red de talleres mecánicos más grande del país, conformada por 22 estaciones ubicadas en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, El Alto, Oruro, Tarija, Yacuiba y Sucre. Estas instalaciones cuentan con modernas herramientas y tecnología. Los clientes de la concesionaria también se benefician de las tiendas de repuestos originales e insumos para el mantenimiento preventivo como: pastillas de freno, discos de embrague, amortiguadores, correas, bujías, entre otros.

Un viaje puede ser placentero o una mala experiencia. Por eso, recomendamos hacer un chequeo general a los vehículos antes de salir a la carretera y, en Imcruz, contamos con el servicio de calidad y garantizado, con todas las normas de salubridad vigentes”, agrega Rodríguez.

Comparte en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *